RING #3

Theresa de México conoció a Bart de Bélgica en la barra del bar del Jane Hotel hace 6 años. Dos mundos distintos, él en el finanzas y ella en la moda y la fotografía se identificaron a la perfección. El verano ante pasado Bart le propuso matrimonio en una góndola en Boston. El gondolero señaló en dirección al agua y dijo: "¡Miren, hay una botella con un mensaje flotando en el agua!". Ella curiosa tomó la botella, sacó la hoja y leyó el mensaje que venía escrito en español: "Quiero pasar el resto de mi vida contigo". Theresa no lo veía venir y no pudo contener las lagrimas, Bart se arrodilló y le hizo la pregunta. 

Hoy llevan un año de casados y son un ejemplo más de que el amor en Nueva York existe, su historia se sigue escribiendo...