HÁBITOS SALUDABLES PARA UNA MENTE CREATIVA

No importa si eres fotógrafa, pintora, música, escritora o diseñadora. Cada área es arte en su línea, pero como todo, se necesitan fuentes de inspiración y fomentar la creatividad continuamente.

¿Qué hábitos o costumbres benefician nuestra capacidad creativa para construir y envíar el mensaje deseado? ¿Qué necesitas para que tu creación sea consistente? Aquí algunas ideas:

1. Identifica tu obsesión: Ya sea en pintura, escultura o fotografía, encuentra el tema que te apasiona. Si te gusta pintar mujeres enfócate, investiga, habla con ellas y aprende, asimismo te podrás enfocar en el mercado que aprecia ese tema y dirigirte a él. Lo mismo con la fotografía, escritura, música o cualquier arte que desarrolles. Si te enfocas en un tema en vez de abarcar varios, serás la mejor en ello y lograrás una conexión única con tu obsesión.

2. Cuestiona tu identidad creativa: Haz un análisis sobre las ideas que propones. Ningún escritor, fotógrafo o pintor mira al mundo de la misma manera que otro, aún si las propuestas son similares y construidas a partir de un punto de vista parecido. Toda creación es una opinión de una realidad y un manifiesto de ideas. Por eso, pregúntate siempre cuales son tus motivos por los que haces lo que haces, reflexiona sobre tu crecimiento artístico, las ideas que se relacionan con tu punto de vista, a quién admiras y te inspira. Tu trabajo además de ser un representante formal de tus ideas es también tu identidad artística consistente.

3. Cuestiona tus medios para expresar ideas: Piensa porque te gusta pintar con determinado material o construir con determinada herramienta, escribir en una plataforma o tocar música con ciertos instrumentos. Haz pruebas con distintas herramientas, investiga sobre programas que te ayuden a mejorar técnicas, intenta con diferentes luces, depende lo que hagas vale la pena probarlo todo y cometer errores. Analizar estos elementos te ayuda a comprenderte como autor y como creativo en constante crecimiento.

4. Confía en tu instinto: La técnica y estilo son importantes, sin embargo, por darle importancia a la perfección de la presentación y de cómo hacemos las cosas dejamos de atender nuestra propuesta conceptual e idea original. Es más importante lo qué quieres decir que cómo lo dices. Aunque la perfección técnica es un requisito para presentar cualquier trabajo visual y creativo, se necesita de cierta espontaneidad y de ideas basadas en la capacidad de sorprender. Y es que a veces lo instintivo y emocional tiene mayor peso que lo impecable.

5. Observa: Siempre es bueno leer a otros autores, mirar otras exhibiciones de arte, escuchar música que no sea la tuya. Llena tu mente de un entorno creativo que te de ideas nuevas o sugerencias para un mejor trabajo. Si no sales de tu cueva difícilmente descubrirás técnicas y aunque estés llena de ideas, la inspiración viene de afuera, del mundo real y llenarte de información es lo que dará pie a nuevas creaciones.

Original para Elle.mx http://www.elle.mx/estilo-de-vida/2016/10/11/habitos-saludables-para-una-mente-creativa/