Soltera A los 30 en Nueva York

Escuchas esa edad y te asustas…, acabas de cumplir 30, aún no te acostumbras a decirlo, sigues diciendo: tengo 29, ah no perdón 30… Por el contrario, es una etapa de adultez, pero padre.

Pues bien, heme aquí en Nueva York nada asustada, emocionada esperando con ansías cumplir mis 30 sin ningún miedo, preocupación o terror acerca del tema. ¿Porque temerle a esta nueva década? Aquí las razones por las que llegar soltera a los 30 en Nueva York no puede ser más que perfecto.

1.       Sabes lo que quieres. Hay tantas opciones laborales, de hombres y diversión en esta ciudad que tienes que tener claros tus objetivos. No tienes miedo de llegar sola a un bar y pedir tu bebida favorita. Sabes exigir un salario por un servicio profesional y por supuesto no sales con cualquier tipo de hombre, ya experimentaste todos los gustos y no te conformas con el primero.

2.       No pierdes el tiempo. Salir con gente que no vale la pena, incluso amigos o conocidos que te quitan la energía, en esta ciudad no puedes perder el tiempo, a los 30 aprendes que más vale decir NO antes que cruzar de un lado a otro de Manhattan para pasar un mal rato.

3.       Eres selectiva con la bebida. A la hora de la copita ya no te sacan de los bares en Lower East Side por vomitar en las jardineras. Ya no amaneces en el departamento de un desconocido en Brooklyn (sin una estación de metro visible a la vista y menos pasa un taxi a la hora que quieres huir). A partir de ahora todo es diferente. A las 2 am decides que no vas “a seguirla” sólo porque sí, no te vas con ese grupo de franceses que conociste hace 10 minutos. Decides ir a tu casa, dormir en tu cama, prepararte un té y dormir, pues estas segura de que lograrás llegar a la clase del sábado que tanto te gusta.

4.       Sabes cómo te gusta el cabello. Después de probar con más de un estilista y más de mil formas de hacerte el cabello, sobretodo en una ciudad donde las opciones son infinitas, carísimas y la moda siempre está a la orden del día. Finalmente sé que me gusta, como me gusta, quien quiero que lo haga y por supuesto cuanto estoy dispuesta a pagar. Ya no me duele invertir en mi y tampoco dejo que me vean la cara.

5.       El hecho de decir tengo 29 y que te digan: Uy ya casi 30. A decir tengo 30 y escuchar: no inventes te ves de 25. Sobre todo cuando estoy al lado de mis amigas de 25 que se ven como de 31 es increíble. Además decir 30 suena sexy, hay poesía sobre esa edad, hay historias… en fin, es mágico.

6.      Un nuevo comienzo. Yo inicié con un nuevo trabajo, hogar y proyectos. Por supuesto tuve que borrar gente de mi vida, gente negativa con mala energía y por supuesto amores pasados que no dejaban nada bueno. Es hora de dejar entrar nuevas opciones a tu vida pero con un criterio mucho más exigente y experimentado.

7.       El mejor sexo. Es un hecho. Encuentras gente madura en la vida y por supuesto en el sexo, saben lo que quieren y tú también sabes que quieres, todo es infinitamente mejor.

8.       Eres más segura de ti misma. No te importa lo que piensen de ti, ya no dudas de que ponerte por horas o pierdes el tiempo en el espejo asustada de lo que ves. Te encanta la primera opción, pues además no tienes tantas como antes. (me he deshecho de lo que nunca uso) y generalmente siempre te sientes bien y creo que todo es por la seguridad que ganas con el paso del tiempo. Deja de preguntar, ¿me veo bien? Y confía en ti.

9.       Te toman en cuenta. Me solía pasar que me enfrascaba en conversaciones con gente de todo tipo en las calles, eventos, shows y por alguna extraña razón a pesar de mi educada, informada y sensata opinión, siempre me decían: “Ay que tierna, todavía tienes 20, no sabes nada”.

10.   Encuentras el equilibrio. Antes era todo o nada. Salía por tres días seguidos en los bares de East Village o me reclutaba en mi hogar por una semana sin salir para desintoxicarme. Ahora he aprendido a disfrutar de una buena fiesta, conciertos, una botella de vino y una cena deliciosa, puedo pasar horas platicando de cualquier tema y no necesito estar bajo los efectos del alcohol, por el contrario no me aburro jamás.

11.   Estás en el punto donde eres adulta pero sigues siendo divertida y mega sexy. Porque aceptémoslo, sigues siendo joven, guapa y mucho mejor en la cama. Por supuesto que no te asusta el tema del matrimonio o los bebés, pero sigues disfrutando de la juventud al máximo. Es como un segundo aire mejorado.

12.   Gastas en lo que debes. Ya no te asustan los precios de esta gran ciudad, antes no quería comprar comida en ciertos lugares porque estaba carísimo. Sin embargo he aprendido que vale la pena. Tengo al lado de mi casa un supermercado bastante caro, antes hacía un viaje enorme a otro lado para comprar lo “barato”. Ahora sé que mi tiempo también vale, también me canso y honestamente esos dólares que me ahorro, son tiempo invertido en cruzar la ciudad en metro solo para comprar lo mismo que tengo a un minuto de mi casa. Por supuesto ahora también invierto en muebles, vale la pena tener un buen sofá para las visitas, una buena cama, instrumentos de cocina y además es súper disfrutable invitar a tus amigos o a tu casa y que tengas todo.

13.   Ser soltera. Si… A veces asusta la idea de no tener una pareja a esta edad, pero piénsalo, ya tuviste muchas en tus 20s y algunas bastante serias. Mientras tienes amigas casadas o con pareja, ya no digamos con hijos, tú aún tienes tiempo para tí. Puedes ir al gym cuando quieras, trabajar las horas que desees sin que una familia te detenga. Acuérdate que apenas viene lo bueno y podrás probar de todo, sin ataduras de ningún tipo. También es padre saber que eventualmente encontrarás al amor de tu vida o a esa persona que tanto has buscado, pero llegará cuando hayas disfrutado de ti misma, cuando te encuentres y eso a los 30 ten por seguro que sucederá.

Puedo decir que no hay mejor edad para disfrutar esta ciudad, tienes los privilegios de los grandes y puedes seguir divirtiéndote como los chicos. Disfrutas de comer, de la música y la bebida. Tienes el mundo a tus pies y en lo profesional puedes llegar a donde desees. Ya estoy lista para recibir los 31!!

Original para EstoesPúrpura.com